El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Eco-Odontología (UMWELT-ZAHNMEDIZIN)

La odontología medioambiental o eco-odontología es una nueva disciplina enfocada al tratamiento de los pacientes con enfermedades crónicas, aplicando conceptos individuales con el objetivo de prevenir o aliviar las enfermedades inflamatorias crónicas que se encuentran alejadas de la cavidad bucal.

Las enfermedades inflamatorias crónicas, como por ejemplo las alergias, diabetes,reumatismo, gastritis, enfermedades al colon o tiroides, osteoporosis, enfermedades cardiovasculares y enfermedades periodontales, están teniendo cada día más importancia y millones de personas en el mundo sufren de ellas.

Las enfermedades inflamatorias, son la "epidemia de la modernidad" y el progreso de la medicina de alta tecnología han reducido las complicaciones de la enfermedad, pero no su frecuencia. Especialmente en pacientes jóvenes, los diagnósticos se están haciendo cada vez más frecuentes. La tasa de alergia en Alemania, se ha duplicado en los últimos 20 años, por citar solo un ejemplo.

Es indiscutible que la inflamación,es decir, la activación de nuestro sistema inmunológico es la clave de casi todas las enfermedades sistémicas, ya sea directa o indirectamente a través de una influencia negativa sobre la función inmune o los procesos bioquímicos. La genética por sí sola no explica el rápido aumento de las enfermedades inflamatorias. Hoy se sabe, que hay una variedad de causas individuales y co-factores importantes que pueden desencadenar una enfermedad inflamatoria crónica. En nuestra sociedad moderna, hay presentes contaminantes cada vez más complejos,que en suma afectan el terreno biológico y determinan predisposición genética y cambios bioquímicos que desencadenan inflamación. La medicina moderna,por desgracia también contribuye a alterar la integridad biológica, esto se refiere a las terapias de rutina con materiales extraños en el campo de la odontología, ortopedia o cirugía, la medicación y la terapia de sustitución hormonal, los inmunoestimulantes o tratamientos con inmunosupresores,etc. A menudo olvidamos, que cada acción tiene un impacto en nuestro organismo.

Los dentistas, están continuamente obligados a introducir materiales extraños en el organismo de sus pacientes. Cada material, podría ser un desencadenante de inflamación crónica debido a la interacción directa con el organismo. Por otro lado, los dentistas también se enfrentan a la situación de recibir cada vez más pacientes que ya sufren enfermedades inflamatorias crónicas. Con estos pacientes hay que evitar especificamente los materiales incompatibles para evitar los estímulos inflamatorios que aceleren el proceso de enfermedad existente.

Es importante ver los trastornos médicos en general y su conexión con la cavidad bucal y los órganos.

La Eco-odontología, es a menudo un recurso vital para los pacientes con enfermedades crónicas. Luego de un estudio detallado sobre la situación de salud bucal por medio de una investigación exhaustiva, se puede determinar los factores que pueden estar influyendo en el proceso inflamatorio y de activación inmune. Dentro de los factores, puede haber cosas tan simples como, muelas del juicio desplazadas, enfermedades periodontales crónicas subclínicas raíces expuestas, raíces desvitalizadas, rellenos endodónticos inmunológicamente no aptos, coronas, puentes o implantes de materiales no bioinertes, así como también, materiales adhesivos o de cementación. En este caso, es importante establecer prioridades diagnósticas y terapéuticas.

El eco-odontólogo, tiene que ser capaz de establecer el criterio de diagnostico adecuado y que tipo de materiales pueden ser introducidos durante el tratamiento y que interacción se puede generar con los materiales viejos que ya están presentes en boca.

La Eco-odontología no es solo para los pacientes enfermos, también es para personas sanas que no solo están preocupados por la estética y la funcionalidad, sino también por su salud general.



Dr. Cristian Pohl.